Irene Arilla Francés

.

¿Da consulta online?

WhatsApp +447516592060

País Reino Unido

Ciudad /Región Manchester ; Código Postal M13 9AE

Licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia. Máster en Neuropsicología por la Universidad de Salamanca. Especializada en Neuropsicología Infantil por INEFOC Madrid. Formación de QILIMBIC por el Instituto de creatividad de San Diego California y Sara Forrellad.

*Forma parte de la naturaleza humana evitar cambiar hasta que las cosas se ponen tan feas y nos sentimos tan mal que ya no podemos seguir como de costumbre. Tenemos que sufrir una crisis, un trauma, una perdida, una enfermedad o una tragedia para ponernos a analizar quién somos, que estamos haciendo, como estamos viviendo, qué estamos sintiendo y que en que creemos o que sabemos para cambiar de verdad.

Los últimos avances en neurociencia están cambiando e impulsando la labor terapéutica. Es bien sabido recientemente que el verdadero empoderamiento llega cuando empezamos a analizar nuestras creencias y a comprender el mecanismo fisiológico que las mantiene. Entonces, ¿Por qué nos cuenta tanto cambiar? Es importante entender que la respuesta a esta pregunta está consolidada por dos sistemas independientes que trabajan recíprocamente y de manera simultánea. Estos dos mecanismos son la mente y el cuerpo.

La única manera de superar nuestras limitaciones cognitivo-emocionales y cambiar nuestra realidad, es ampliando nuestra conciencia como seres humanos. Para ello necesitamos aprender nuevos conocimientos y aplicarlos en nuestro día a día.

Todo pensamiento y todo proceso cognitivo es resultado de la activación de una red neuronal. Esto conlleva la liberación al torrente sanguíneo de un caudal de neurotransmisión química. Es por esto, por lo que los seres humanos vivimos prisioneros de unos mecanismos biológicos que actúan por homeostasis, generando en nosotros un estado de dependencia celular, y de este modo, nos volvemos adictos al sufrimiento, al malestar, a la envidia, al odio...

Este es el mecanismo por el cual, todos los días cuando nos levantamos somos la misma persona de ayer, pensamos y sentimos igual que siempre, porque nuestra mente reside en nuestro cerebro y en todos las células de nuestro cuerpo.

Los pensamientos negativos están asociados a una neurotransmisión específica, y tu cuerpo tiene la memoria homeostásica de actuar con esta neurotransmisión, por ello, aunque tu cambies tus pensamientos, tu cuerpo va a generar la misma neurotransmisión asociada por la memoria celular, aprovechando cualquier mínimo altercado de tu día, para volver a pensar y a sentir de la misma manera de siempre, y por ello, entras en el bucle de; por más que intento cambiar mis pensamientos no puedo.

Esto sucede porque para cambiar nuestros pensamientos, necesitamos cambiar nuestra neurotransmisión celular, y el secreto para conseguirlo es SENTIR y conectarnos con nuestro cuerpo.

Si hasta ahora, has intentado gestionar la realidad que estás viviendo, pero permaneces inmóvil en ella, como si estuvieras atrapado y no pudieras salir, quizá sea momento de descubrir que hay oculto en los bastidores de tu mente consciente e inconsciente, un camino que, para alcanzar la gloria te supondrá pasar por momentos duros y de sufrimiento.

Como terapeuta, llevo once años formándome para acompañar a las personas es este camino de auto-descubrimiento. El trabajo que realizamos es un proceso de descubrimiento de nuestras creencias, para liberarlas y permitirnos cambiar nuestras redes neuronales, así como de ejercicios que generan una nueva neurotransmisión. Ambas intervenciones crean un estado de coherencia cognitivo-celular que nos permite conectarnos con nuestra esencia, con lo que verdaderamente somos. A lo largo de este camino, vamos desarrollando y aprendiendo nuevas técnicas de afrontamiento para seguir sumando las futuras experiencias de una manera saludable para que nos impulse al crecimiento personal y a la consecución de nuestros logros.

"Así es como tendrás una vida Mágica y estarás siempre protegido de todo mal;, así es como te convertirás en una fuerza positiva que atraerá las condiciones de la opulencia y la armonía" Charles Haanel (1866-1949).


Consulta su disponibilidad y reserva una sesión enviándole un mensaje a su WhatsApp