Lola de Calonje

autoestima, sobrepeso, conductas adictivas

¿Da consulta online?

WhatsApp +33 7 85 51 28 36

País Francia

Ciudad /Región Altkirch, Haut-Rhin y area de Basel-Friburg ; Código Postal

¿Tienes la sensación de no amarte lo suficiente? ¿Tienes problemas con el peso? ¿Sientes que tu relación con la comida se ha vuelto disfuncional?

¿Has llegado a sentir que tu autoestima se ha vuelto del tamaño de un granito de arroz?

Ya tenemos algo en común y seguramente eso te ha atraído a leer estas líneas.

¿Quieres recuperar una sana relación con tu alimentación y disfrutar de un peso y unos hábitos saludables? Me encantaría acompañarte a conseguirlo desde un enfoque holístico, uniendo los últimos conocimientos en nutrición con técnicas de psicoterapia.

El peso y las conductas compulsivas no son un problema sino un intento de tu cuerpo-mente de solucionar conflictos más profundos. Junt@s iniciaremos un viaje para descubrir qué mensajes te envía tu cuerpo a través de tus antojos, hábitos alimenticios, y su significado a nivel fisiológico, mental y emocional para trascender la ansiedad y la compulsión por la comida.

Comienza a amar tu cuerpo desde el momento presente, tal y cómo está hoy, iniciando el viaje desde el amor y el respeto. Deja que te acompañe a liberar los traumas y creencias limitantes que te tienen atad@ a esta situación.

Aprende también nutrición, detoxificación, técnicas de relajación, autocuidado, Mindful Eating…..y deja que te acompañe en el viaje.

Recupera la confianza en tu cuerpo e inicia un camino de amor y autoconocimiento

¿Quieres saber quién soy y cuál ha sido mi camino? Creo que he tenido una vida maravillosa, y no cambiaría ninguno de los desafíos que me han hecho crecer, llegar hasta aquí y convertirme en la mujer que soy hoy. Estoy profundamente agradecida a la vida. Mirando atrás, me doy cuenta de que tuve una relación disfuncional con la comida desde muy joven.

Siendo una niña de 7 años, sufrí abusos repetidamente por parte un amigo de la familia. Eso me llevó a huir de mi feminidad y convertirme en el más rápido, fuerte y valiente del grupo de los chicos. Esto me funcionó un tiempo, pero desarrollé muy pronto y a los doce años, ya era una autentica “Lolita”, lo que me impedía seguir siendo un chicazo.

Además, mi hermano descubrió que llamarme gorda era la mejor arma que tenía para fastidiarme…y la utilizó incansablemente. Solución me fui al lado oscuro y a “living la vida loca”. La noche y las drogas me ayudaban a no comer. Llegué a los 19 años con 42kg y aunque en los 90 estaba de moda el estilo anoréxico y las otras chicas me miraban con envidia…yo tenía tantos complejos que no podía disfrutarlo.

Cuando tienes sobrepeso, piensas que todas las “flacas” son felices y se sienten hermosas, pero nada más lejos de la realidad. Yo no me amaba en absoluto.

Fue un largo camino para recuperar poco a poco la confianza. Psicólogos, montones de talleres (de autoestima, autoconocimiento, metafísica, energía universal, control mental por el método Silva…..etc.) y montones de libros me ayudaron a sobrellevarlo. Finalmente (con altibajos y periodos de bulimia nerviosa) conseguí un aparente equilibrio.

Aunque efectivamente parecía tenerlo todo controlado, mi inseguridad interna se expresaba en mi exterior, en forma de relaciones personales tóxicas y tremendamente abusivas. A los 30 años, me quedé embarazada de un maltratador y decidí seguir adelante sola, con la ayuda de mi madre. Por desgracia, ella murió de forma inesperada cuando mis mellizas tenían poco más de un año y tuve que apañármelas sola y sin ninguna ayuda. Y así llegué al 2013 el año más feliz y desgraciado de toda mi vida.

Recién había comenzado, por fin, mi primera relación saludable con un hombre maravilloso cuando tuvimos que mudarnos a Francia por trabajo.

En enero nos instalamos en un pueblito de la Alsacia, aislados y sin hablar el idioma. Nos casamos en junio y en septiembre, al volver de trabajar una noche, lo encontré desangrándose en nuestro jardín…se había caído del tejado mientras lo arreglaba. A pesar de hacerle los primeros auxilios y entregárselo aún vivo a los paramédicos, no pudieron salvarlo y murió allí mismo, en la ambulancia, dentro de nuestro terreno.

Me encontré de repente sola, con dos niñas preadolescentes, aislada en un pueblo perdido y sin poder acceder a una terapía por no saber el idioma.

Intenté aferrarme a una profesión que adoro (trabajo desde hace 26 años cómo azafata de vuelo) pero la tristeza y el insomnio me llevaron a beber y comer de forma convulsiva y engordé más de 40kg en menos de un año.

¿Qué mayor castigo para una ex-anorexica que mirarse al espejo y encontrarse un cuerpo deforme por la obesidad? Quería morirme cada vez que veía mi imagen reflejada.

Pero poco a poco se hizo el milagro y….descubrí algo que hasta entonces había ignorado….. internet. Comencé a estudiar online: psiconutrición, nutrición ortomolecular, fitoterapia, neurobiología, cocina crudivegana, dieta cetogénica y muchos otros cursos más. Aprendí a no juzgar y a no juzgarme.

Me convertí en acompañante en BioNeuroEmoción, coach nutricional y finalmente descubrí a Sara Forrellad y su maravilloso método Qilimbic.

También se cruzaron en mi camino el Ho´oponopono y el gran Dr. David R. Hawkins con su técnica de dejar ir. Ya he perdido casi 20 kg y aunque aún me quedan otros tantos por ir soltando poco a poco, para llegar a mi peso de partida…. si te soy sincera, ya no me preocupa en absoluto. Jamás en mi vida me había sentido tan a gusto en mi piel. Si hace 20 años alguien me hubiese dicho que podría pesar más de 50 kg y aun así amarme profundamente y ser feliz no lo hubiese creído…..

¡¡¡¡¡¡Y sin embargo ahí está la magia!!!!!! Aún sigo recorriendo este hermoso e infinito camino de autoconocimiento, amor y liberación.

Y si me lo permites, sería un honor y un placer compartir contigo una parte del recorrido.


Consulta su disponibilidad y reserva una sesión enviándole un mensaje a su WhatsApp