Codependencia

Fina Vallejo

codependencia

Deja de preocuparte por los demás y empieza a ocuparte de ti mismoLa codependencia es un trastorno común en los familiares de alcohólicos y de adictos a las drogas o en personas que se han criado en familias donde una serie de normas no escritas prohibían la discusión abierta de los problemas y la expresión de los sentimientos.

Una persona codependiente vive dedicada a los problemas de los demás y no tiene tiempo para poder identificar los suyos. Esta manera de relacionarse con la vida genera en la persona unos sentimientos de ansiedad, lástima, culpa y baja autoestima. Siente que no es suficientemente buena y tiene muchos bloqueos y miedos adquiridos desde la infancia. Cree que no puede soltar las riendas porque ha vivido situaciones con personas fuera de control que le causaron penas y desengaños. También hay un factor clave, que es la negación del problema. Debido al caos en el que vive inmersa, siente confusión, se miente a sí misma y le cuesta mucho comunicarse.

Es muy liberador que la persona acuda a la consulta y pueda trabajar y entender todos estos comportamientos y creencias limitantes que ha ido adquiriendo durante toda su vida a causa de haber convivido con alguna persona con algún tipo de adicción o conducta que ha generado una relación codependiente. Con el método Qilimbic se pueden trabajar y sanar traumas relacionados con todo esto, liberar emociones y bloqueos mediante el tapping y el reprocesamiento cerebral. Todo esto acompañado del coaching teleológico, que mediante preguntas poderosas te ayuda a conectar la parte cognitiva del cerebro con la parte límbica. Así la persona puede ir integrando, liberando, sanando y entendiendo todo lo que esta enfermedad genera. 

Este cambio de perspectiva ante la vida puede provocar en la persona sentimientos de egoísmo, pero la toma de conciencia está en darse cuenta de que el objetivo no es ignorar a los otros y centrarse en uno mismo, sino darse cuenta y confrontarse con la realidad de que lo que la persona llama ayuda o preocuparse por el otro en realidad es dañino para la otra persona y para la relación con uno mismo. El apoyar y ayudar a quien amas no tiene por qué significar que descuides tus necesidades propias. El trabajo está en aprender a ser honesto con las necesidades propias de modo que puedan construirse relaciones maduras y mutuas.

Cuando un codependiente decide ocuparse de sí mismo, inicia un camino muy bonito hacia su libertad personal, es una experiencia de sanación y crecimiento personal maravillosa que proporciona a la persona un gran regalo: conectar con sus propias necesidades desde un modo holístico, es decir, a nivel físico, emocional y energético.

Fina Vallejo
Coach límbico

https://www.finavallejo.com

 

28 febrero, 2020

Más artículos

Compártelo