Cuando no encontramos el origen de nuestro bloqueo en esta vida

Carolina David

vidas pasadas

¿Vidas pasadas? ¿Reencarnación? ¿Vida entre vidas? Hace años es un tema que me apasiona profundamente; después de devorar los libros de doctores tan importantes y prestigiosos como Michael Newton, Brian Weiss, José Luis Cabouli, entre otros y de estudiar técnicas cómo la lectura de Registros Akáshicos, para intentar encontrar respuestas a la infinidad de preguntas que surgían en mi cabeza, de pronto, en mi vida como terapeuta Qilimbic, así como también como paciente de esta técnica, comienzan a surgir “regalos”, respuestas, luces de lo que podemos conseguir cuando logramos liberar experiencias traumáticas que, muchas veces, no podemos entender ni identificar a lo largo de nuestra vida.

Cuando llega a consultar una paciente, profesora de educación básica, que sufre recurrentes episodios de disfonía (por lo menos 4 a 5 al año) que la limitan en su trabajo con niños pequeños, logra durante la terapia usando Qilimbic, reconocerse a sí misma e identificarse en otro cuerpo, en otro tiempo, en este caso, en un samurai al que le cortan sus cuerdas vocales y a pesar de luchar, no logra hablar; ella sentía que tenía ese samurai en su garganta, que quería expresarse y gritar pero no podía. Ella trae ese trauma inconsciente a la conciencia física y se permite liberar todas las emociones y sensaciones asociadas al momento en que ocurrió el suceso traumático, logra también liberar el síntoma que la trajo a la consulta; han pasado 7 meses y no ha vuelto a experimentar ningún episodio de disfonía, con lo cual, su calidad de vida tanto personal como profesional mejoraron extraordinariamente.

Como paciente también tuve la oportunidad de conectar con una experiencia traumática, que tenía relación con un bloqueo que había sentido toda mi vida, asociado al hecho de no ser una buena madre y sentir que yo no debería haber tenido hijos, porque de alguna manera creía no estar haciéndolo bien o que mis hijas se merecían una mejor madre. 

Cuando mi terapeuta me acompañó a llegar al origen de este bloqueo, usando la técnica Qilimbic, yo me pude identificar como una joven de unos 20 años, muy pequeña, con aspecto infantil, colorina y delgada, con 4 hijos, de edades entre los 10 y los 4 años aproximadamente, los cuales eran fruto del abuso de mi propio padre; los estaba entregando al cuidado de otra familia para lograr escapar de esa vida y de él. Fue una experiencia extremadamente dolorosa y desgarradora, pero cuando mi sistema logró liberar esas emociones, logré entender e internalizar que yo ya no era esa joven indefensa, y que mis hijas fueron concebidas con amor, que ahora era una adulta con recursos para entregar todo lo que ellas necesitan.

La liberación y la toma de conciencia fueron lo más sanador que me podría haber sucedido, cambiando no sólo la forma en que yo me veo a mi misma como madre, sino también cómo mis hijas me perciben.

¿Son reales estas experiencias? ¿Fue mi paciente un samurai y yo una niña abusada por su propio padre en otra vida? La verdad, no tenemos como comprobarlo, pero, como dice el Dr. Cabouli, cualquier cosa que esté en el inconsciente es tu verdad interior, aunque el inconsciente esté equivocado, tu vida está condicionada por lo que él cree; así que si tu inconsciente cree que una vida pasada fuiste un samurai y que te cortaron tus cuerdas vocales, aunque sea una fantasía, si logras liberar esas emociones asociadas, terminas con esa fantasía y el síntoma del presente desaparece.

Esto lo explica una enseñanza budista que dice que la vivencia o la experiencia absoluta de la ilusión es, en sí misma, la no ilusión.

Tampoco es importante creer o no creer en que existan vidas anteriores a ésta, lo importante es que, con Qilimbic, se puede trabajar cualquier experiencia, de la misma manera, porque, en definitiva, un trauma que está en el inconsciente es un trauma que no se pudo resolver en el momento original. Sólo necesitamos estar abiertos y darnos permiso de sorprendernos de los espacios/tiempos a los que podemos llegar y los resultados que podemos alcanzar.

Carolina David
Profesional Qilimbic
@Carolina

09 marzo, 2020

Más artículos

Compártelo