Superar el maltrato psicológico

Sonia Álvarez

relaciones toxicas, maltrato psicologico

Hola! Soy Sonia Álvarez, psicoterapeuta en el método Qilimbic y Coach, me especializo en el maltrato físico, psicológico y en las relaciones tóxicas.

La parábola de la Rana hervida

Si ponemos una rana en una olla con agua hirviendo ésta saltará. Pero si ponemos una rana en el agua a temperatura ambiente y no la asustamos, la rana se queda en la olla, tranquila hasta que termina cociéndose. Esto se debe a que ante un estímulo amenazador directo, la rana saltaría debido a esa amenaza, pero si esa amenaza es gradual en el tiempo, la rana se adapta.

El motivo por el que decidí dedicarme a personas que han sufrido alguna clase de maltrato es por mi propia experiencia, las diversas caras que te puede mostrar un maltratador son infinitas por su individualidad pero todas tienen un mismo patrón de conducta, aislarte para poder controlarte mejor, controlar tus emociones e incluso tus pensamientos, creándote una dependencia emocional de la que no es fácil salir hasta perder tu propia identidad.

Cuando decidí  dejar mi relación con mi ex pareja pensé que todo se terminaría ahí, en ese preciso instante. Pero nada más lejos de la realidad. En ese momento el me hizo una promesa que nunca olvidaría “Hasta que no acabe contigo, no pararé” y ya les digo que fue una promesa que llevó a cabo durante  8  largos años que fueron una auténtica tortura, denunciándome continuamente por  las cosas que hacia él, es decir, él se saltaba la sentencia y me denunciaba a mí por saltármela incluso llegando a denuncias en las que me acusaba de auténticas barbaridades, contínuas denuncias falsas, hasta 20.

Tenía tal capacidad de manipulación y persuasión que me quedé prácticamente sola, me tachaba de ser la peor de las personas, una madre descuidada que no estaba capacitada para cuidar de sus hijos pues solo era un desastre, egoísta y sin sentimientos, sin capacidades, una inútil como solía llamarme él. Las conversaciones con él siempre llevaban a los mismo, a culpabilizarme a mí de todo, incluso de lo que él hacía, ya que tenía que darme una lección para que aprendiera quien mandaba.

Me sumergí en una profunda depresión debido al  hecho  de vivir en continuo estrés, un miedo constante a perder a mis hijos, así durante 8 años en los que no podía ni pensar, era como una nube en mi mente que no me dejaba salir adelante, una pesadez que me hacía cometer aún más errores  y contra más fuerte era su abuso más nublada estaba yo. Él decía ser la víctima y ese es el rol que utilizaba en los juicios y es como se mostraba ante todos, profesores,  abogados, psicólogos…..Me sentía perdida, confusa, culpable, muy culpable.

Quien esté leyendo este escrito, lo comprenderá, cuándo colapsas emocionalmente, cuando llegas al límite del estrés, cuando te das cuenta que ya no eres tú, cuando ese abuso, esa violencia silenciosa te limita psicológicamente hasta perder capacidades como el desarrollar un trabajo con normalidad, tener una relación con otra persona e incluso aislarte socialmente por que ya no tienes fuerza.

Poco a poco me di cuenta de que eran mis miedos los que le daban la fuerza para seguir y de que sus mentiras nunca llegaban a nada, eran para desacreditarme pero ninguna de sus mentiras podían sostenerse y eso, es lo que pasa con el depredador emocional,  porque ¿Saben una cosa? Las mentiras tienen las patas muy cortas y si encima tienes mala memoria, todavía más.

Hacía tiempo que miraba los vídeos de Sara, pero no tenía medios económicos para hacer su curso. Hasta que reuní el dinero y me decidí, tome acción y lo acabé, ahora estoy en el Master, continuando, avanzando, practicando y mejorando mi autoestima.

Los depredadores emocionales buscan personas con ciertas capacidades como la empatía, buenas personas, generosas y alegres con el único objetivo de destruir, eliminar la esencia de esa persona para ellos crecerse. Destruyen en ti aquello que ellos anhelan ser y no pueden.

¿Sientes que tu pareja no te da el lugar que te pertenece?
¿Que no puedes contar con él/ella cuando tienes un problema?
¿Te sientes sola/o aun teniendo pareja?
¿Sientes que sus explicaciones son confusas y en ocasiones carentes de lógica?
¿Tiene en cuenta tu opinión?
¿Te sientes confusa con respecto a la relación?
¿Te dice una cosa y hace otra?
¿Eres su prioridad?
¿Te sientes amada/o?
¿Te sientes respetada/o?
Si le exíjes respeto ¿Te acusa de loca /o o celosa/o?
¿Hace cosas que te molestan aún sabiéndolo?
¿Te desprecia o desacredita ante los demás?
¿Tus logros no son importantes pero los suyos sí?
¿Le gusta ser el centro de atención?
¿Te sientes insegura/o a su lado?
¿Las conversaciones que mantienes con esta persona siempre te hacen sentir que tú tienes la culpa?
¿Sientes que es una persona inaccesible emocionalmente?
¿Que no se permite ser vulnerable contigo?
¿Te mira el móvil? ¿Critica tus amistades?
¿Sientes que no te comprende?
¿Cómo estaba tu autoestima antes de estar con esta persona y cómo está ahora?
¿Te dice que es fiel pero sientes que esa exclusividad no es cierta?

Hay muchas preguntas que hacer pero lo más importante es que si no te sientes feliz en esa relación no te sientes respetado/a, termina por que solo tenemos una vida y la obligación de vivirla y disfrutarla junto a una persona que si te de tu lugar, que seas su prioridad, te sientas amada/o y disfrutar de esa complicidad de una pareja para crecer juntos.

Este curso me ha permitido conocerme mucho más, darme cuenta de mis muchas capacidades, de la mujer fuerte que soy, liberando traumas, trabajando mi ego, mi niña interior, amándola a ella y  liberándola, he liberado mi presente y mi futuro  y  aunque mi pasado forma parte de quien soy, ahora me siento empoderada y capaz. No permito relaciones que no me llenen, ahora tengo claro lo que quiero, pongo límites en todos los ámbitos de mi vida y eso me ha llevado a vivir de una forma más relajada y a mejorar las relaciones con otras personas. Ahora me siento  tan tranquila en mi trabajo, puedo concentrarme y centrarme en ese preciso momento, en lo que tengo que hacer sin que  mi mente divague , siento que todo eso que me limitaba tanto, esos pensamientos obsesivos debido a mi pasado, poco a poco se esfumaron.

Qilimbic es un método de liberación emocional que permite llegar a la raíz del problema para liberarlo. Dando suaves toques en los principales meridianos de nuestro cuerpo para liberar la energía estancáda, pronunciando unas frases que te ayudarán a liberar, junto al reprocesamiento cerebral de una forma definitiva eso que no te deja avanzar. Qilimbic me ha dado las herramientas necesarias para llegar a ese bloqueo, a eso que te limita, a tus traumas. Permítete el placer de poder descubrir quién eres realmente, trabajando tu ego, tu niña/o interior, soltando lo que ya no te sirve para poder disfrutar de quien realmente eres.

Sonia Álvarez
Profesional Qilimbic

@SoniaAlvarez

11 marzo, 2020

Más artículos

Compártelo