El desafío interno que nos presenta el Coronavirus

Sara Forrellad

coronavirus

A veces la vida te presenta desafíos, fuertes golpes de realidad donde aparece el límite, donde te sientes vulnerable, donde parece que nada te sostiene. Esos momentos que pueden llegar a desestabilizarte completamente, siempre llevan implícita una gran oportunidad. La vida te empuja a tomar nuevas acciones, plantearte nuevas opciones. 

Cuando los desafíos afectan a tu economía y sostén pueden realmente activar alarmas de supervivencia. Uno puede quedar atrapado en el miedo, incluso entrar en pánico.

Si eres de los que vive en un país afectado por el coronavirus lo más probable es que la alarma de tu sistema nervioso esté muy activa. Lo que supone a nivel económico esta epidemia puede desestabilizar a muchísimas familias. Empezando por quedarse en casa durante semanas encerrados, encontrando nuevas formas de acompañar y estar con los hijos. Con la pareja, con uno mismo. Cerrar empresas y comercios sin saber cual será el desenlace, autónomos sin poder trabajar ni sostenerse, empleados temiendo quedarse sin empleo. Y todo ello, gestionando los niveles de estrés que la situación y la incerteza puede causar en cada uno de nosotros.

Lo que está fuera de nuestro control no lo podremos cambiar, ¡Lo que está dentro de nosotros sí! Desde la calma y el centro de repente aparecen nuevas opciones, recursos y posibilidades que nunca antes habrías contemplado. Puede ser muy duro el golpe y al mismo tiempo una gran oportunidad para descubrirte y llegar a nuevos espacios. Es importante mantener la calma, respirar. Pasará lo que tenga que pasar aunque intentes controlar, te resistas o te victimices. Respira y descubre qué acción diferente puedes tomar cada día, valora el aprendizaje que te llevas a cada momento.

Si la vida te obliga a quedarte en casa, te está invitando a crear una nueva estructura en tu interior y en tu ambiente más próximo, los tuyos, los que están contigo. Vive el momento presente, no te anticipes, imaginando qué sucederá. No lo sabemos y lo que tenga que pasar, pasará de todas formas.

Lo que es seguro es que cuando uno está en calma y en el centro, su cerebro dirige la atención hacia las oportunidades en lugar de los dramas, se dirige hacia soluciones en lugar de problemas y esto, inevitablemente te lleva hacia nuevos espacios que antes estaban tapados por los muros de tu zona segura y cómoda.

Hasta entonces no te habrías planteado muchas cosas porque no tenías ninguna necesidad de hacerlo. Claro que duele cuando se rompen los muros que te sostienen, despierta miedo, rabia, tristeza, impotencia. Pero una vez respiras toda la marea de emociones y aceptas el momento presente, tu campo se abre a lo que la vida te invita.

Simplemente vive cada instante con amor y presencia. Encuentra recursos que te ayuden a estar más en calma. Seguramente te descubras inventando juegos, siendo más creativo con los niños viviendo experiencias que en otras ocasiones nunca habríais vivido.

Quizás descubras rutinas de deporte para tu día a día, desde casa y con internet.

Quizás empieces a leer más o ver vídeos y hacer cursos o formarte con nuevos e interesantes temas de forma online.

Quizás descubras nuevas pasiones y nuevas oportunidades, nuevas formas de trabajar que nunca habrías pensado antes.

Quizás aceptes que este momento de parón es necesario para descansar y reflexionar, un momento de introspección. 

Quizás te des cuenta que en la vida hay mucho más de lo que estabas viendo hasta el momento.

Es muy probable que durante mucho tiempo te hayas resistido a entrar en silencio, a descansar lo que necesitabas, a estar más presente y con tiempo de calidad con tus niños, a soltar el trabajo, a vivir sin apegarte a nada. Pero ahora la vida te empuja a hacerlo y aunque el regalo es maravilloso al mismo tiempo genera mucha resistencia naturalmente.

Simplemente observa las oportunidades que te presenta ahora la vida, los cambios que puedes hacer, nuevas formas de pensar y actuar en tu día a día que te permitan hacer una vida mejor. Y agradece. Cuando de manera repetida diriges la atención hacia pensamientos creativos y poderosos, tu cerebro segrega hormonas en tu cuerpo que activan un estado emocional de paz y conexión.

Lo que tenga que pasar, va a pasar. Tienes dos opciones, dejarte llevar por el pánico y pasarlo de todas formas, o enfocarte en lo que puedes sacar de ello y además de pasarlo, descubrir el regalo que te ofrece la vida, descubrir nuevas partes de ti, empoderarte y crear una nueva estructura a muchos niveles en tu vida, más alineado con tu ser y más en coherencia con quien eres.

Si necesitas ayuda para gestionar tus niveles de estrés o calmar la marea emocional que causa en ti lo que estás viviendo, Qilimbic te puede ayudar enormemente.


Tienes recursos gratuitos en mi Canal de Youtube: youtube.com/saraforrellad 

En mi Instagram publico escritos cada semana que te inspiran y te ayudan a mantenerte en un enfoque más centrado: @saraforrellad

Puedes ver de forma gratuita mi Taller de 4 días sobre Psicoterapia Avanzada que te ayudará a descubrir un nuevo enfoque para liberar de raíz aquellos problemas que nos siguen afectando. Es gratis y es online. Inscríbete aquí:
Taller de Psicoterapia Avanzada.


También puedes contratar un profesional que te ayude si necesitas una consulta individual. En esta misma página encuentras el directorio de profesionales Qilimbic®.

Mantén la calma, toma distancia, vive el momento presente, todo está bien. Os mando mucho amor para estos momentos.

Sara Forrellad
Creadora del método QILIMBIC®
@saraforrellad

14 marzo, 2020

Más artículos

Compártelo