O lo integras o lo proyectas

Mónica Hidalgo

autoestima, pareja, astrologia

“Hay energías en nosotros que necesitamos incluir y experimentar constantemente en nuestras vidas. Si no las integras de alguna manera en ti, las verás constantemente proyectadas en los otros”

Cuántas veces escuchamos que las personas son como espejos que nos muestran lo que no queremos ver. Yo al principio de dedicarme a esto de acompañar a personas en procesos terapéuticos profundos no lo entendía. 

Ahora, y gracias a la astrología, lo tengo cada vez más integrado y claro. No os voy a hablar apenas de astrología, porque no soy quién. Pero sí deciros que igual que el movimiento de la luna influye en nosotros, los tránsitos del resto de planetas también lo hacen. 

En una carta astral podemos conocer qué planetas nos están rigiendo. Los planetas son como personajes de nuestra “película” y tienen una personalidad propia. Además se mueven en las casas que son como los diferentes escenarios donde viven y donde transcurre nuestra “película”.

Por ejemplo, la casa VII, es la casa de la pareja. En ese escenario, tendrás qué ver qué personaje es el más importante y qué energía lo rige para dejarlo ser.

Dejarle ser, que se muestre en todo su esplendor, pero que no deslumbre al resto de personajes que actúan en nuestra “película”. Es cuestión de encontrar un equilibrio entre todos esos personajes. Algunos tienen una personalidad más fuerte, y debemos darle más espacio y lugar. Otros son más bien como actores secundarios.

Lo bueno de conocer tu carta astral es que conoces a tus planetas-personajes y sabes en qué casas escenarios has de poner más atención.  En mi Carta, tengo un temazo en la casa de la pareja. Y como no, ha sido el tema de mi vida. Ha producido efectos en otras casas-escenarios de mi “película”, sobretodo en la Casa II que es la de la comida, de ahí  el nombre de mi web: www.porquesoygorda.com.  

Mi evolución personal, mi camino hacia la transformación ha sido impulsado por esta herida profunda de no encontrar  pareja. He recibido muchas sesiones de Qilimbic para llegar a este nivel de consciencia desde el que os escribo hoy. 

Hace bien poco surgió el amor. Creía, que empezaba una nueva “película” de vida, pero es la misma aunque con una situación diferente. Me di cuenta de que siguen mostrándose los mismos planetas-personajes en las mismos casas-escenarios. 

¿Por qué? Porque forman parte de mí, crean mi película de vida. Me acompañan siempre. Y el aprendizaje es saber integrarlos en nosotros para no proyectarlos en nuestras parejas en este caso.

Pongo algunos ejemplos que aclararán lo que digo:
 ·Si Urano me pide libertad personal y no me la estoy dando, la proyectaré en el otro para que esa energía esté presente en mi vida. Y el otro la proyectará apartándose de mí en busca de libertad.
 ·Si Saturno me pide que baje a tierra mis proyectos de trabajo conectados con mi misión de vida y no lo hago, lo va a mostrar en los pacientes que no atraigo a mis consultas para recibir mi ayuda. 
·Si mi Luna en Leo necesita que brille como un león majestuoso, pero lo hago desde el apego y la necesidad de seguridad y contención, pero no desde la consciencia y la libertad de mi espacio propio, lo proyecto en mi pareja necesitando que me admire y me trate como una reina, para no herir a mi león.

Y así con cada planeta que nos rige y cada tránsito actual por el que pasan los planetas. La astrología es complicada, pero nosotros sólo necesitamos entender que hemos de integrar las energías que nos rigen y que necesitamos si no queremos que nuestros “espejos” se tensen y veamos cosas que no  nos gustan.

Yo ahora  tengo esa oportunidad de seguir continuamente revisando mi interior según el comportamiento de mi pareja. Porque precisamente me hace de espejo. 

Os escribo justo después de recibir una sesión de Astrología Qilimbic, donde he podido dar lugar y voz a esos planetas. Los que no estaba cultivando estos días de confinamiento porque nuestra realidad ha cambiado por completo para todos. 

Esos planetas forman parte de mi propia naturaleza y son necesidades de mi alma. Estaba proyectando estas energías en mi pareja, a la cual no puedo ver debido a esta cuarentena y me estaba complicando mi equilibrio.

Pero gracias a Qilimbic me he liberado y todo vuelve a equilibrarse.

Siempre os recomiendo el método, pero si algún día tenéis la oportunidad de trabajar las energías más potentes de vuestra carta astral con Qilimbic, vais a vivir una de las mejores experiencias de liberación, comprensión y conexión de vuestra vida.


Mónica Hidalgo
Profesional Master Qilimbic
www.porquesoygorda.com

07 abril, 2020

Más artículos

Compártelo