¿Cómo identificar y gestionar el miedo?

Asunción Gómez

miedo, incertidumbre, seguridad

Ya hemos hablado en otros artículos sobre que es una crisis pero en esta ocasión voy hablar del miedo.

El miedo es una emoción primaria en la que se siente una intensa sensación desagradable cuando la persona se siente en peligro, real o supuesto, puede ser del  presente o de cualquier  otro tiempo; pasado o futuro. 

Es un sistema de alarma que se activa como defensa de supervivencia para reaccionar ante situaciones negativas. Por eso en ocasiones es beneficioso tener miedo.

Todos hemos sentido algunas veces y sentiremos miedo por alguien o por algo.

Pero ¿Cuándo se convierte el miedo en un problema?
Es un problema cuando la respuesta que se tiene no es la adecuada y se empiezan a tener cambios conductuales o emocionales que limitan las actividades cotidianas paralizando a la persona. Aquí es donde se debe poner atención al qué está pasando en nuestra realidad, si es una suposición, una realidad o si se está entrando en una perspectiva colectiva.  

En los tiempos que estamos viviendo de incertidumbre colectiva se activan en nosotros programas vividos con anterioridad en nuestro árbol genealógico, son aquellos que nosotros llevamos grabados en nuestro ADN emocional, por lo que es muy difícil saber separar si ese miedo que sentimos es real y presente o transmitido generacionalmente y que de alguna forma también es parte nuestra.

Si es algo grabado en nuestro ADN podemos perfectamente trabajarlo con Qilimbic, esta técnica nos permite llegar más allá de lo racional y cognitivo pudiendo acceder a esa parte profunda.

Las pautas y pasos que voy a daros a continuación son para identificar el aquí y el ahora viendo el desarrollo de la situación que nos paraliza y poder inspeccionar si el miedo es del presente del pasado o del futuro:

1.    Vamos a ponerle cara, darle forma y nombre a lo que nos produce miedo y hacerlo visible. Miedo al fracaso, a perder cualquier cosa que nos da supervivencia o seguridad, a exponernos, al esfuerzo excesivo, etc… 
Identifica el tuyo.
Sácalo del inconsciente al consciente. 

2.    Identificamos qué sentimos cuando lo hemos reconocido.

3.    Nos permitimos sentirlo sin juzgarnos, todo esta bien, nos puede gustar más o menos pero la realidad es que esta y vamos aceptarlo para poder entrar en coherencia y cambiarlo 

4.    Tomar conciencia de cómo se representa en nuestro cuerpo y qué es lo que nos crea esta sensación.

5.    Saber qué origina este miedo y con qué lo relacionamos.

6.    Todo miedo tiene una intención positiva, descubre cual es esta intención. 

7.    Piensa qué es lo peor que puede pasar en caso de realizarse el acontecimiento.

8.    Descubre qué recursos tienes en caso de que este miedo sea real.

9.    Afronta la realidad.

Con estas pautas podemos salir del paso, teniendo en cuenta que si necesitamos ayuda tenemos que pedirla siempre a un profesional cualificado que pueda ayudarnos en nuestro proceso.

Asunción Gómez
Psicoterapeuta Master Qilimbic®
@asunción


 

16 abril, 2020

Más artículos

Compártelo