El armario está en tí

Javier Íñiguez

autoestima, sexualidad

El armario está en tí

Es de uso coloquial el término “Salir del armario”. Es muy recurrente cuando una persona visibiliza su orientación sexual no-normalizada pero como en la mayoría de las generalizaciones existe sesgo, juicio y inexactitud.

¿Si normalizar fuera la prioridad  habría que salir de algún sitio?

En teoría cuántas veces se ha de salir del armario. ¿Cada vez que conoces a alguién? ¿En cada cambio de trabajo? ¿En cada mudanza?

¿Por qué la visibilidad de afecto en público para algunos es transgresora cuando es totalmente natural?

Es una expresión desde una mayoritaria posición heterosexual  que trata como raras al resto de expresiones sexoafectivas. Es uno de los coletazos, dentro del inconsciente colectivo, que la homosexualidad lleva consigo cierto grado de inferioridad. No es plan de ir sacando punta a las definiciones y convertirse en un indignado compulsivo. Sólo es una forma de dar luz a  ese lenguaje sutil con el que estamos sumergidos.

En estos términos, el armario corresponde a ese espacio de seguridad que te hace sentir acogido. Un lugar que te permite estar cómodo dentro de tus limitaciones. Es nuestro ego que nos protege, nos sostiene y pone raíces a nuestra existencia.

¿Quién quiere salir de ahí?

Está genial eso de expandirse y salir a buscar tu esencia pero habrá que recogerse en algún lugar para poder disfrutarlo y asimilar todo lo aprendido fuera. Conocerse a fondo y romper barreras de tu interior es un viaje increíble pero no tiene sentido si no lo digieres y te tomas tu tiempo para hacerlo.

¿Qué tal sería si aprendieras a reformar tu armario?
¿Qué pudieras adaptar todo ese aprendizaje en tu día a día para que no tuvieras la necesidad de salir a conocerte tan a menudo?
¿Si pudieras dejarlo tan amplio y diáfano que te sintieras libre dentro de él?
¿Si pudieras a la vez sentirte cómodo y protegido?
¿Cómo sería tu vida cuando esa parte de ti se adapte a tu esencia?
¿Te gustaría aprender con Qilimbic a reformarlo a tu manera?

La mejor manera de sentirte cómodo es conocerte y aceptarte tal como eres, en esencia sin esas paredes claustofóbicas que nos condicionan de forma contínua.
Te invito a hacerlo y poder liberar esa tensión interna que quizás está limitando en uno o varios aspectos de tu vida. ¿Te animas?



Javier Íñiguez
Profesional Qilimbic
www.reviu.eu




 

04 mayo, 2020

Más artículos

Compártelo