Haz que la vida valga la alegría y no la pena

Fina Vallejo

autoestima

Dentro de la amplia gama de experiencias que nos toca vivir en nuestro día a día es muy importante la actitud que tengamos frente a cada una de ellas. Así, por ejemplo, frente a una misma situación embarazosa o desagradable, cada persona tiene distintas maneras de reaccionar, que son muchas veces diametralmente opuestas.

A menudo tendemos a caer fácilmente en una postura de fragilidad y victimización. Ello nos hace sufrir por todos aquellos aspectos o detalles de nuestra personalidad o de nuestro aspecto físico que no nos gustan del todo y que permanentemente juzgamos. Pese a que tenemos el deseo de cambiar, no nos es posible desprendernos fácilmente de esta postura ante la vida.

Personalmente soy muy fan del humor y de los beneficios de la risa, porque creo que es un lenguaje universal que nos conecta con el inconsciente y nos ayuda a superar las adversidades. 

El hecho de reírnos y gozar de buen humor es saludable. La sonrisa y la risa desencadenan en nuestro organismo la liberación de una serie de factores químicos que son de enorme beneficio para la liberación del estrés y, con ello, lograr un estado de mayor relajación a nivel físico y mental.

No tomarnos tan en serio y aprender a liderarnos con humor es un punto clave en nuestro proceso de crecimiento. Lo que resulta de ello es una liberación emocional muy potente: nos sentimos más livianos, alegres y eso nos lleva a querernos más y a abrazar todos aquellos aspectos que, en el fondo, nos definen y son perfectos dentro de la imperfección que podemos ver en ese momento. 

A nivel fisiológico y neuronal también es muy importante, ya que en una carcajada continuada se activan cerca de 400 músculos desde los faciales hasta los abdominales. La risa posiblemente posee un efecto catártico liberador de la energía nerviosa reprimida. Se atribuye a las carcajadas la facultad de liberar al organismo de energía negativa, algo que ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír.

Algunos estudios médicos atribuyen a la risa efectos beneficiosos para la salud y el bienestar, dado que libera endorfinas. La autoinducción del gesto de sonreír puede mejorar nuestro estado de ánimo y nuestro estado inmunológico, pues durante los episodios de risa se produce disminución de los niveles de adrenalina y cortisol.

También ayuda ver las cosas con mayor perspectiva, ya que en la sociedad actual es muy necesario ser flexibles y quitarnos el rol de extrema seriedad que adquieren algunas personas. Es cierto que eso de soltarse y de tener más sentido del humor no es un proceso tan rápido como creemos: hay creencias y miedos inconscientes que no nos van a dejar soltarnos tan fácilmente, pero hemos de tener valor e ir trabajando en nuestro bienestar y felicidad, y darnos cuenta de que la vida es muy corta e imprevisible como para pasárnosla juzgándonos. Es verdaderamente importante ser consciente de que para poder dar a los demás hay que empezar por ser amables con nosotros mismos y respetar nuestras necesidades. El sentido del humor es muy beneficioso en nuestras vidas.

En situaciones extremas como las actuales un toque de humor nos ayuda. Si a esto le unimos darnos y recibir amor de uno mismo y de los demás, es una fórmula magistral. Hemos de conseguir que la vida merezca la alegría y no la pena, y que la sonrisa sea nuestra mejor arma.

Fina Vallejo
Coach límbico

https://www.finavallejo.com

 

07 mayo, 2020

Más artículos

Compártelo