Cada emoción no reconocida deja una marca en el cuerpo

Claudia Pavas

Qilimbic, sanación, emociones

Durante años he estado estudiando sobre como los pensamientos y las emociones nos enferman, principalmente, para descifrar en mi propia vida, el por qué mi cuerpo ha sido tan propenso a las enfermedades.

Tuve varias recaídas en la misma enfermedad, llegué a creerme que era víctima de las circunstancias, esto debido a un cúmulo de recuerdos de mi infancia, pensamientos y emociones estancadas que no me habían permitido más que vivir entre la enfermedad y las situaciones recurrentes que venían a mi vida para “golpearme” una y otra vez. 

Hoy siento que ya he navegado lo suficiente en ese bucle de pensamientos recurrentes que traen inestabilidad, angustia y enfermedad; decidí darle stop.

Allí navegando e investigando, he entendido que las emociones están allí para mostrarnos, mostrarnos lo que vinimos a aprender en la Tierra como seres humanos, y si no sabemos escucharlas correctamente estas buscaran la forma de hacernos llegar al aprendizaje; se acumularan en nuestro cuerpo físico, y si no las atendemos, nos pueden llevar a la enfermedad y hasta la muerte.

Cuando nos escuchamos con atención, podremos darnos cuenta que cuando alguno de nosotro se encuentra en una situación que genera incomodidad, allí aparece la emoción generando sensaciones físicas.  Podremos sentir como el cuerpo se contrae y estresa cuando tiene miedo, y como se expande y relaja cuando siente alegría, y así con las diferentes emociones que nos habitan.  

En medio de una situación o cualquier escena en nuestras vidas, nuestro cerebro recibe la información, éste libera bioquímicos a los órganos de nuestro cuerpo, produciéndonos la emoción a través de la sensación física. Una vez que procesamos esa emoción nuestro cerebro regresa a su estado neutral, se relaja permitiéndonos ser nuestra esencia.

Hay muchos libros con información que nos muestran como las emociones repercuten en nuestro cuerpo, aquí un pequeño ejemplo:


• Si no escuchas tu insatisfacción ella te habla con dolor de cabeza
• Si no escuchas tu ira ella te habla con la gastritis
• Si no escuchas tu miedo ella te habla con el estreñimiento
• Si no escuchas tu deseo de decir "no" ella te habla con trastornos estomacales
• Si no escuchas tu pasión ella te habla con una infección
• Si no escuchas tu afectividad ella te habla con la dermatitis

En medio de este camino, encontré dos formas en las que podía aprender a escucharme y procesar las emociones, y las cuales probé durante mi proceso sanando el cáncer: 

Uno, trabajar fuertemente y durante mucho tiempo en el cambio de creencias y el descubrir la causa emocional que lo había generado, esto me permitió tener más control sobre los pensamientos, por ende, también, sobre las emociones, y allí la química de mi cuerpo empezó a alcalinizarse y los órganos a regenerarse; aclaro, esto acompañado de un proceso alimenticio y profesionales en el camino.

 Y dos …

Con el método Qilimbic y sus diversos y muy efectivos protocolos, he logrado ir sanando los hechos del pasado que no lograba soltar para avanzar, la energía allí acumulada se ha liberado, muchos de mis malestares han disminuido y mis formas de pensamiento cada vez tienen más recursos; por lo tanto, mi mente antes condicionada al dolor ya no recurre a viejos patrones. 

Esto es lo que me ha funcionado a mí, soy consciente y dejo aquí, que esto no es una cura definitiva, somos seres diferentes, cambiantes y probablemente lo que me haya funcionado a mi no es igual para otro. Esto es mi testimonio y me consta de otras personas que han logrado sanar a través de este camino.

Si no escuchas tu espiritualidad ella te habla con el cuerpo que se enferma.

Te invito siempre a que recuerdes el sentir-escuchar tu cuerpo. El cuerpo es como el espejo de nuestras emociones.

Cura tus creencias y tu espíritu te conectará con tu esencia, curarás tus pensamientos y estos sanaran tu vida, restauraran tu cuerpo, tu espíritu se manifestará a través de ti y serás tú el milagro.


Esto es desaprender para aprender, ahora desde la verdadera esencia universal.



Claudia Pavas
Profesional Qilimbic

@pavasclaudia

 

01 junio, 2020

Más artículos

Compártelo