Adentrarse en las profundidades y revelar

Mónica Hidalgo

Qilimbic, sobrepeso

“Nosotras necesitaremos prepararnos también para descubrir nuestro propio fondo donde todo se revela. Necesitaremos el tiempo que nuestro sistema necesita para no colapsar.”

Cada vez que una de mis acompañadas me contacta con la intención de hacer un proceso de aceptación corporal y cambio en su relación con la comida con Qilimbic, les explico cómo funciona lo que haremos para dejar claro dónde nos vamos a adentrar desde el inicio el proceso.

Muchas vienen ya muy trabajadas o están tan cansadas de todo ese periplo de dietas y ejercicio machacante por el que todas pasamos, que enseguida conectan con la idea de dejar atrás dietas y la intención de adelgazar desde el mismo lugar que siempre lo han hecho.

Otras, no tienen muy claro el enfoque que aporto, y primero hemos de tener una charla para explicar por qué las dietas no funcionan y por qué han de abandonar ese camino, que por cierto, a nadie ha dado resultados.

En cualquier caso, una de las experiencias de las que advierto es: vamos a adentrarnos en las profundidades de tu Ser.

¿Y eso qué quiere decir Mónica? 

Esto no es cualquier terapia, esto no es cualquier viaje, es un viaje profundo de conocerte, abierto a descubrir partes de ti misma que ni siquiera podías sentir porque eran totalmente inconscientes. Vamos a hacer consciente lo inconsciente, y eso a veces duele.

Vamos a darnos cuenta de información que está impregnada en nuestras células, limitandonos, atrapada aparentemente para siempre, pero sin saberlo. 

Siempre os explico que esto es como una cebolla. Y vamos a ir liberando capa a  capa. Y cada una de esas capas es una sorpresa.

Una de mis acompañadas me dice: "esto es como un camino lleno de sorpresas, cada vez que tengo una sesión, me sorprendo con lo que sale porque pensaba que iríamos por un lado y luego vamos por otro, pero siempre hay una revelación, una comprensión o una liberación al acabar."

Cuantas más capas de la cebolla hemos ido quitando, más adentro vamos llegando. Y nos vamos acercando a esas profundidades de tu Ser de las que hablo. Y digo de tu Ser, a pesar de que a menudo, hay informaciones inconscientes de nuestra familia, de nuestros ancestros, -porque nosotras también somos ellos en nosotras-.

Informaciones que nos siguen manteniendo en el problema incluso cuando creemos que tras liberar muchas capas de la cebolla ya no está, pero por alguna razón, no conseguimos soltar del todo y necesitamos seguir haciendo el cambio desde la dificultad. 

Al revelar esas informaciones puedes descubrir:
  • Lealtades a tu clan, como: si cambias y dejas de ser gorda, les traicionas porque todos ellos lo son. Como si hacerlo es despreciar su pasado de hambre y necesidad.
  • Necesidades personales de mantenerte gorda, por supuestos inconscientes, como sentirte vulnerable sin esa capa de grasa.
  • Descubrir que esa manera de comer cumplía una función, te ayudaba a gestionar lo que no supiste gestionar de otra manera, darte cuenta que necesitabas una estructura corporal robusta, fuerte e inamovible para sostener lo que puede parecer insostenible desde fuera, pero tú sostuviste.
  • Nuevas posibilidades desde las que relacionarte con tu cuerpo que ni se te habían desvelado. Quizás cuidarte tiene un propósito elevado al conectar con la espiritualidad, puede ser una preparación de tu templo para gestar a un bebé, o sea preparar tu cuerpo para la nueva etapa madura que se presenta en tu vida, o bien, puede ser necesario para ti para seguir en el camino de la coherencia que iniciaste hace tiempo y que cada vez te hace sentir más alineada contigo misma.
Todos estos descubrimientos no los invento yo como posibles ejemplos. Los he vivido en mis acompañadas o en mí misma y han florecido de la profundidad del inconsciente cuando ha sido el momento.

Algo importante esto último que digo. Nunca llegó el hombre a la profundidad de algo sin tomar el tiempo y la preparación que necesita. 

Costeau necesitó su buque Calypso y preparse a él mismo y a su equipo con inmersiones cada vez más profundas, creando equipos novedosos para descubrirnos los regalos del fondo marino. Fue todo un proceso. 

Nosotras necesitaremos prepararnos también para descubrir nuestro propio fondo donde todo se revela. Necesitaremos el tiempo que nuestro sistema necesita para no colapsar.

Por eso me gusta dejar claro antes de empezar qué es exactamente eso de ir a las profundidades. Es importante saber que si vamos a las profundidades nos va a tomar tiempo y eso para nuestros cerebros ansiosos a veces resulta difícil de aceptar. 



Mónica Hidalgo
Profesional Master Qilimbic
www.porquesoygorda.com

 

07 junio, 2020

Más artículos

Compártelo