Cuando Peter Pan perdió su sombra

Laura Sánchez

cambio, Qilimbic, autoconocimiento

Desde pequeños hemos temido a las sombras con esas historias de miedo, donde esa sombra representa el mal, la oscuridad, donde si te atreves a mirar, algo malo puede pasar, esos conceptos que nos hicieron ver con miedo a nuestra propia sombra, esa parte oscura que habita en nosotros, esa sombra que siempre está ahí, que nos persigue allá donde vamos, queríamos que nos pasara como a Peter Pan y perderla, al no ser posible pasamos a ignorarla creyendo que así desaparecería.

Cuando Peter Pan pierde su sombra no se siente liberado ni huye de ella, va en su busca con desasosiego, ¿dónde está mi sombra? hasta que la encuentra, y Wendy se la cose de nuevo, sintiéndose tranquilo porque sabía que sin su sombra no estaba completo.

Durante mi proceso personal con Qilimbic tuve que enfrentarme a muchas sombras, con la primera estaba asustada y me sorprendí cuando de ella salió una niña igual que yo, una parte de mi niña interior olvidada, que tras ese olvido se convirtió en sombra. Ahora, sin volver a temer a las sombras, por muy feas que parezcan, sé que hay una parte de nuestra luz escondida tras ellas, que lo único que pretenden es ser vistas, reconocidas y amadas para volver a sentirse integradas en nosotros; conectando con nuestro verdadero potencial olvidado y escondido tras las sombras por situaciones vividas que nos llevaron a temer mostrar esa parte de nosotros.

La sombra es nuestro reflejo desde la luz, y esa luz sólo se puede ver desde la oscuridad; la unión de estas dos partes es lo que nos hace ser la persona que realmente somos, permitiéndonos ver nuestra luz en su totalidad.

Ahora voy en su busca, como Peter Pan, sintiéndome una buscadora de tesoros perdidos, sabiendo que tras ellas siempre hay algo precioso de mí que olvide.

Qilimbic te da la oportunidad de poder mirar en ellas, sanando ese dolor que se quedó ahí atrapado tras haber sido olvidadas, sintiéndote completo reencontrándote con esa parte de ti que espera ser vista.

Qilimbic te acompaña en ese camino, mostrándote los tesoros que se esconden tras ellas, permitiéndote mirar hacia la oscuridad con amor y emoción, pensando ¿cuál será el próximo tesoro a encontrar?



Laura Sánchez
Profesional Qilimbic

 

06 agosto, 2020

Más artículos

Compártelo