¿Somos dueños de nuestra vida? Somos causa y efecto

Claudia Pavas

Qilimbic, Realidad, Causa y efecto

Muchos hemos soñado durante toda nuestra vida con el momento en que daremos el sí, ¡decir sí acepto! Y dar el gran paso, el gran paso a un proyecto, a estudiar, trabajar, casarse, etc., y otros, han soñado también durante años en dar el gran paso y decir no, no más, no más al proyecto que no funcionó, no mas al trabajo que odio, etc. Hemos ido paso a paso desde nuestra infancia construyendo o destruyendo algo en nosotros mismos y en nuestras acciones de vida.

De estas afirmaciones hay que entender también que siempre, siempre, estamos anhelando o deseando algo, por ende, lo construimos, lo tumbamos y lo reconstruimos de nuevo o lo cambiamos por otras cosas, es parte de nuestra naturaleza humana.

¿Y si esto hace parte de esa naturaleza humana, podríamos estar de acuerdo en que constantemente estamos creando o construyendo algo? Desde mi experiencia siento que somos causa y efecto; el efecto, pues vivimos las consecuencias de nuestras acciones realizadas en el pasado (conscientes o inconscientes) y somos la causa, porque constantemente estamos tomando acciones que se reflejaran inevitablemente como consecuencias en nuestro futuro.

Y si podemos estar de acuerdo en que constantemente estamos construyendo nuestra realidad, podemos darnos cuenta, además, de que, si posiblemente estamos esperando un milagro para lograr nuestros sueños, o a ser salvados por algo, o alguien que venga a sacarnos de donde no queremos estar más, hay una alta probabilidad de que nunca tomemos el control de nuestras vidas, mucho menos de nuestros resultados.

Estamos poniendo afuera el poder que ya llevamos dentro, dejando de lado que podemos ser nuestro propio salvador, nuestro propio milagro. Por ahí lo leí alguna vez en un libro muy conocido “ayúdate que yo te ayudaré”, “si no depende de ti, ¿entonces de quien depende?” y pienso entonces, ¿acaso nuestro cerebro y nuestro cuerpo se mueven solo por la voluntad divina? ¿A quién llevamos dentro no es acaso el mismo que pusimos afuera?


¿Como podemos avanzar?

Si soy causa y efecto en mi propia vida, en teoría la mejor opción para empezar a crear una realidad consciente podría ser el que avancemos sin arrepentimientos, el pasado ya pasó, y las decisiones que tomamos hasta aquí eran necesarias, sin ellas no seríamos quienes somos hoy, necesitábamos que todo pasara tal cual ha sucedido para evolucionar, pero ahora llegó el momento de movernos y crear nuestra nueva realidad, de hecho lo hacemos constantemente sólo que ahora lo haremos desde un accionar más consciente, consciente de dar los pasos, de tomar las acciones hacia el futuro que deseamos desde nuestra esencia divina.


¿Y si no entiendo mi realidad?

Cuando estamos atascados en una realidad en la que no estamos cien por ciento satisfechos ni conscientes, nos sentimos atorados, y es natural sentirse así, sentir miedo, sentirse perdido  es parte de este camino, es allí cuando requerimos de las herramientas que nos lleven hacia la coherencia.


Seguramente nuestra historia de vida nos haya enseñado a vivir de una manera predeterminada y no conocemos otra forma de vivir. Por esto es importante revisar con que conecto para dar esos primeros pasos hacia el cambio, la vida es como un viaje en el que hay que saber escoger los caminos que nos llevaran con éxito a nuestro destino, Qilimbic es una excelente herramienta, para llegar a avanzar con coherencia y bien acompañado, es importante tomar acción para ser dueños de nuestras vidas, cambiar nosotros para cambiar nuestro mundo.

Feliz Viaje!


Claudia Pavas
Profesional Qilimbic

@pavasclaudia



 

14 septiembre, 2020

Más artículos

Compártelo