Fieles compañeros

Laura Sánchez

Qilimbic, Amor incondicional, Duelo

Los animales, esos seres maravillosos que nos acompañan, siempre están a nuestro lado, nos dan su calor, nos miran con amor, nos sacan una sonrisa cuando más lo necesitamos, nos escuchan, y por los que nos sentimos comprendidos, parece que están aquí para mantener viva la llama de nuestro corazón, te hacen sentir que hay una conexión más allá de la razón.

Cuando perdemos a uno de ellos nos queda un enorme vacío, que es posible intentemos llenar o consolar dejando entrar a otro en nuestra vida, esperando inconscientemente que ocupe ese lugar, es posible que incluso se le ponga el mismo nombre. Sin darnos cuenta los podemos condicionar a ocupar un lugar que no es el suyo, pudiendo sentir confusión ante su identidad, creyendo que su misión simplemente es ser como el otro, pues este es el anhelo que le transmitimos. Aceptando su verdadera esencia, dejando que cumpla su verdadero propósito, es como nos hará sentir esa felicidad, complicidad y amor, ya que cada uno tiene su carácter y sus habilidades para poder abrir nuestro corazón a un nuevo ser.

Primero hemos de sanar el dolor de la perdida, ya que si lo que intentamos es reemplazarlo, sentiremos frustración, la cual quizás no decimos o no reconocemos, pero si se la transmitimos. A veces se le puede llegar a castigar o rechazar por tener un comportamiento diferente al anterior animalito de compañia, llegando a provocar que sienta miedo a ser rechazado, confusión al no entender que es lo que hace mal, puesto que haga lo que haga siempre verá esa frustración de la que no nos puede librar. Si los observas, puedes ver que adoptan un comportamiento parecido al anterior, guiándose por nuestras exigencias inconscientes, sin permitirse mostrar esa parte que les hace únicos, auténticos; ellos perciben más allá, perciben nuestra energía, nuestra vibración, nuestros pensamientos o emociones más profundas, y en ese intento de ayudarnos en nuestro dolor absorben parte de ellas.

Cuando tienes un problema aunque lo escondas a otros, sintiendo rabia, miedo, tristeza, etc., emociones que intentas bloquear, pueden mostrarlas por ti, con síntomas físicos, emocionales, alteraciones en su comportamiento; liberándote tú los liberas a ellos, al igual que si liberas ese dolor de la pérdida dejas de condicionarle a ser quien no es, Qilimbic tiene las herramientas necesarias para acompañarte en este proceso ayudándote a liberar esas emociones y a la vez poder liberar a esos seres de amor incondicional.



Laura Sánchez
Profesional Qilimbic



04 enero, 2021

Más artículos

Compártelo