Empleo de muñecos y figuras en terapia

Dalia Villasana

Qilimbic, Método proyectivo

Una de las herramientas que aprendemos en Qilimbic, es el empleo de muñecos playmobil o de cualquier otro tipo, pudiendo ser diferentes conjuntos de figuras (piezas de madera, piedras, tapas, post it, matrioskas, etc.), donde lo que se busca es que la persona pueda trabajar con elementos simbólicos para ampliar la imagen interna y poder externarla con ayuda de estas figuras.

Es un método proyectivo que se utiliza para conectar más fácilmente con las emociones, deseos y bloqueos de los pacientes, quienes de una manera sencilla, creativa e intuitiva, elijen diferentes muñecos para escenificar lo que se esté trabajando.

Los muñecos abren un mundo muy amplio de posibilidades, al utilizar el lenguaje del inconsciente ayudan a una mayor apertura emocional, expresando pensamientos y sentimientos que no comunicarían de forma consciente, pues se presenta un significado oculto para el mismo paciente. 

Tengo que aceptar que desde que los conocí y experimenté la técnica en carne propia, me enamore de este recurso y ese sentimiento ha ido creciendo porque puedo acompañar a mis pacientes de una manera muy eficaz, poderosa y profunda, así que los incorpore como parte esencial del proceso terapéutico.

El empleo de muñecos los conecta de alguna manera con el niño interior; con el juego, la imaginación y la creatividad, permitiendo una forma de comunicación diferente, más directa, fluida, sin tantas resistencias, pues el consultante se muestra curioso y a la vez seguro, tranquilo y confiado, ante esta propuesta de trabajo.

Como todos hemos escuchado “Una imagen habla más que mil palabras” y en este caso es totalmente cierto, se puede observar que surge mucha información novedosa incluso para los pacientes, a quienes les gusta mucho utilizarlos, porque se dan cuenta que es sencillo y divertido, mostrándose fascinados de lo que surge en las sesiones, pues les permite ver el conflicto desde otra perspectiva, amplía la toma de consciencia y acelera de manera evidente el proceso; además refieren tener más claro y presente lo que se trabajó.

Me encanta esta herramienta, porque se obtienen resultados sorprendentes en los procesos de terapia en todas las personas, pero sobre todo en las que son más racionales.

Los ejercicios de proyección ayudan mucho porque los pacientes entran a un terreno desconocido, flexibilizando las defensas psicológicas y dando cabida a nuevas formas de entender y abordar los conflictos,  con los muñecos se busca escenificar aspectos importantes de su vida y de esta forma externar aquello que la persona tiene en su interior y que puede ser difícil de comprender o expresar mediante la razón o las palabras, ya que mucha de la información no se encuentra en la parte consciente o porque es difícil de admitir.

Sin embargo, al igual que con otras técnicas proyectivas hay que tener mucho cuidado y evitar las proyecciones de uno como terapeuta y siempre consultar al paciente lo que él está viendo y como lo entiende, si nosotros identificamos cosas que consideramos relevantes, es importante preguntarle qué significado tienen para él y así conjuntamente ir deshilando la información tan valiosa que se muestra ante nosotros, desde una mirada abierta, genuina y muy respetuosa.


Dalia Villasana

Profesional Master Qilimbic

www.daliavillasana.com

18 enero, 2021

Más artículos

Compártelo