¡La buena salud no es solo mantenerse vivo!

Claudia Pavas

Salud emocional, Vivir, Sobrevivir

Seguimos en etapa covid-19 y hemos llegado a un punto donde ya no sabemos ni en que creer o que decisiones tomar, el nuevo cuestionamiento filosófico es “salir o no salir” yo lo resumo en “vivir o no vivir”, el mundo externo nos ha planteado un panorama donde hacer vida social de forma presencial es un riesgo para la salud física.

Yo lo veo como el paso hacia la enfermedad emocional, lo cual finalmente nos llevará a la enfermedad física sino nos hacemos cargo, no por el contagio al que tanto le tememos, sino, debido a que nuestras emociones estancadas derivadas de la falta de compartir y convivir con otros irremediablemente se verán reflejadas en nuestro físico tarde o temprano.

Soy una persona de alto riesgo de muerte frente a un posible contagio covid-19 y por conocimiento de causa, tras haber estado aislada en medio de una “enfermedad terminal” y seguir trabajando durante 12 años más en mantenerme con vida, he desarrollado una comprensión sobre la vida que me permite compartir contigo lo que podría ayudarte a llegar a una reflexión profunda sobre el cómo y para qué diferenciar el sobrevivir con vivir, a entender que es estar saludable realmente.

Estar saludable no se trata simplemente de gozar de una buena salud física, para mi esto ha ido mucho más allá, y esta pandemia me lo ha confirmado. Estar saludable para mi incluye tranquilidad emocional, fortaleza física y conexión espiritual, todas conviviendo en armonía.

De poco nos ha servido estar saludables físicamente encerrados en casa, dejándonos enloquecer por el miedo que nos traen los medios de comunicación, hemos perdido gran parte de nuestro contacto humano con otros, privándonos del compartir para evolucionar. Aunque también estamos aprendiendo lentamente a sonreírle a la vida en medio de la crisis mundial, dándonos cuenta que el dinero no lo es todo, que lo físico y material sin lo anímico no es nada.

Algunos de nosotros hemos tomado grandes decisiones en medio de esta coyuntura social, decidiendo atravesar el dolor para reconocer nuestro ser esencial y redescubrirnos, algunos otros están en ese proceso de explorar su propia realidad para decidir avanzar en esta nueva etapa de la vida humana.

Entonces ¿Qué es sobrevivir?; para mi sobrevivir ha sido mantenerme al margen del mundo, aislada con miedo a morir, sin darme cuenta que estoy muriendo sin haber vivido realmente. ¿Y, qué es vivir? Vivir por si solo representa un riesgo, incluso antes de la pandemia, pero este riesgo es el tipo de riesgo que te puede traer gozo, aprendizaje y evolución.

Sobrevivir, es levantarme todos los días con el fin de cumplir con un trabajo para obtener un dinero que me ayude a pagar mis gastos y alimentarme, antes de la pandemia, de pronto también un medio para salir a comer algo fuera, ir al cine o gozar de unas vacaciones. Para aquellos que buscan el éxito financiero podría ser levantarse todos los días a trabajar por un proyecto que traerá “dinero que me hará feliz” y así en bucle todos los días hasta nuestra vejez y finalmente la muerte, ¿y luego qué?

Vivir, arriesgarme a explorarme mientras sobrevivo en este planeta, decidir encontrarme para ver hasta dónde puedo evolucionar y compartir eso con otros, buscar y encontrar cosas que, aunque están por fuera de mi imaginación y de mi entendimiento me traen gozo.  Descubrir que el dinero no es un fin sino un medio para moverme hacia mi propósito de vida, el cual para todos los humanos es el gozo de explorar y vivir la vida, con algunas variaciones, servir y amar en mi núcleo familiar, social o global. ¡No es más!

Siempre estamos esperando grandes y complicadas respuestas para solucionar nuestra vida y seguir adelante “buscando la felicidad” omitiendo que, aunque no todos lo recordemos, venir a experimentar la vida por si solo ya es un acto que conlleva a la felicidad, aun con las experiencias que nos traen gozo y dolor a veces, que depende de nosotros mantenernos en gozo o convertir un dolor en un eterno sufrimiento.

Al igual que tú, siento que me falta mucho camino por recorrer para mantenerme siempre en estado de gozo o felicidad, me falta camino para tener una salud perfecta. Afortunadamente en esta Tierra siempre tendremos las herramientas que al ser usadas con disciplina nos ayudaran a reencontrarnos las veces que sean necesarias para dejar de sobrevivir y empezar a vivir realmente.

Te invito a que dejes ya de sobrevivir, te invito a reconocer tu esencia a reconocerte y a vivir feliz por el simple hecho de haber elegido estar vivo.

Claudia Pavas
Profesional Qilimbic

@pavasclaudia


13 abril, 2021

Más artículos

Compártelo